Isidoro Garrido y Nieves Montiel

Envidiable y enternecedor escuchar y observar la complicidad de este matrimonio al contar su noviazgo, boda , banquete y sus 31 días de viaje de novios, así como todas las experiencias de vida en común desde más de 70 años.

ISIDORO GARRIDO MURO

Fecha de Nacimiento: 5 de agosto de 1918

Fecha de Defunción: 6 de octubre de 2017

Arnedano de la calle Picota que con sus 95 años nos obsequia con una conversación en la que se mezclan sus recuerdos personales, laborales, experiencias vitales y trayectoria familiar con su condición de alcalde de Arnedo.

Repasa su estancia en la escuela de D. José, el aprendizaje de música y su participación como saxofonista de la orquesta “Alegría Ya” en el “Bar Brillante”, el Café de su padre; su participación en la guerra civil y la vuelta a casa como herido de guerra, sus años de alcalde…

En su biografía, merece la pena escuchar su vivencia en el frente de Teruel y su experiencia como alcalde y organización del ayuntamiento en esa época.

Ha recibido un homenaje como socio nº 1 del Club Deportivo de Arnedo. Equipo al que sigue acompañando, semanalmente con ilusión allá donde juega. Nos sirve de modelo de referencia a otras generaciones más jóvenes puesto que mantiene intereses, actividades y motivaciones que le hacen estar vivo “pues empezamos a envejecer y morir cuando se pierde la ilusión de hacer, sentir, compartir, aprender…”

Queda clara su afición e interés por la fotografía, puesto que  posee una amplía colección de fotografías de su vida personal, familiar y otras más institucionales, donde se documenta los proyectos e iniciativas habidos en Arnedo siendo él Alcalde y que nos ayudan a datar, complementar e ilustrar la historia contemporánea de Arnedo.

Agradecer la aportación de ese albúm personal-profesional que el siempre ha puesto a disposición de instituciones, asociaciones arnedanas así como a particulares que las han aportado a diversos archivos fotográficos.

NIEVES MONTIEL BOBADILLA

Fecha de Nacimiento: 4 de abril de 1918

Nacida en la calle Mayor, la primogénita de cinco hijos, sin embargo su madre le evitaba los trabajos duros. Con 95 años, mantiene la frescura, jovialidad, risa, energía y espontaneidad de su juventud.

A pesar de que tenía más rondadores, su vida se une con la de Isidoro puesto que se hizo padrino de guerra pasando a ser esposa y compañera de vida. Recuerda a sus maestras, el aprendizaje del corte, su primer beso, sus seis partos.

Las anécdotas y detalles de su familia de procedencia los desmenuza con detalle; su padre carpintero y músico y su madre de Autol. Narra los trabajos que se realizaban en la carpintería y embalaje de su padre “Saturnino Montiel”, comentando anécdotas de la dificultad de algunos clientes para pagar el trabajo realizado puesto que como ella misma dice “mucho cuento había que poner porque no había dinero”. 

Fecha entrevista: 18 de mayo de 2013.